Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

Lara St. John

Imagen
Esta noche fuimos testigos del tremendo talento, más que virtuoso, de la violinista Lara St. John. Toda una demostración de asombrosa naturalidad, para algo que no tiene nada de natural, como es nada menos que tocar el violín. Y además bien, muy bien. Accediendo a descifrar sus misterios y sus dificultades técnicas y estéticas. Pero claro, para ella parece que esto fuera muy natural y normal y tal vez el motivo sea -entre otros- que trae el violín casi desde la cuna, ya que toca desde que apenas tenía dos años de edad. En su bis, Lara no solo se ganó la maravillada y plácida atención de sus colegas de la Ossodre en cuyos rostros se reflejaba la admiración de todo el público presente, sino que se llevó la ovación más espontánea de toda la noche. Realmente nos dejó -felizmente- sin aliento.




Brahms: el más clásico entre los románticos

Imagen
Muchos podrán discrepar con esta afirmación, pero Brahms es el más clásico de los románticos.
Y esto no abre juicio de valor como mejor ni peor, pero sí marca el sello de carácter de este compositor alemán. Lejos de ser una contradicción, es uno de los rasgos que más lo afirman como figura clave del romanticismo musical. Es clásico entre los románticos en su oposición ante la estética renovadora de Liszt y de Wagner. Y al mismo tiempo es ese sentido conservador lo que en cierto modo más lo marca como romántico, en ese mirar nostálgico hacia el pasado. Y es en ese marco que se desarrolla la originalidad y creatividad que destacan a Brahms como uno de los grandes compositores universales.
Esta noche fue prueba de eso, una vez más. En el Auditorio Nacional, la Ossodre, dirigida por el maestro Stefan Lano, interpretó la 3ª sinfonía. La segunda parte correspondió al 2º concierto para piano y orquesta, con el pianista argentino Alexander Panizza como solista, quien nos regaló el Intermezzo Op…